Serie “Yoga, cuerpo y mente”

Os presento esta serie realizada entorno al “Yoga” un disciplica con una técnica especial, como su título indica la unión de “Cuerpo y mente” consta de una serie de “asanas” (poses) realacionadas con el Yoga.
Realizada solo con luz natural.

Yoga es un término sánscrito que puede traducirse como “esfuerzo” o “unión”. El concepto tiene dos grandes aplicaciones: por un lado, se trata del conjunto de disciplinas físicas y mentales que se originaron en la India y que buscan alcanzar la perfección espiritual y la unión con lo absoluto; por otra parte, el yoga está formado por las prácticas modernas que derivan de la mencionada tradición hindú y que promueven el dominio del cuerpo y una mayor capacidad de concentración. Serie de algunas “asanas” más relevantes dentro de esta disciplina.

Yoga, cuerpo y mente.-dsc_4137pbyn2.jpg

Ardha Matsyendrasana
Ardha matsyendrasana toma su nombre sánscrito del gran sabio Matsyendra, uno de los primeros maestros de Hatha Yoga. Luego de las flexiones y de las extensiones de la columna, la media torsión espinal facilita un estiramiento lateral a todas las vértebras, músculos de la espalda y caderas. La mayor parte de asanas mejoran la flexión y la extensión de la columna, pero para que ésta llegue a ser verdaderamente flexible es preciso llevar a cabo ejercicios de torsión del tronco.

Ardha Matsyendrasana by Yolanda Martínez, en Flickr
Siddhasana – Postura perfecta
Siddha quiere decir “perfecta”. Los Siddhas son yoguis que poseen facultades sobrenaturales. Se recomienda Siddhasana – Postura Perfecta para la práctica de pranayama y meditación.

Siddhasana – Postura Perfecta by Yolanda Martínez, en Flickr

Vajrasana
Vajra significa”rayo”. El dios de la lluvia, Indra, utilizaba el rayo como arma. Vajrasana también se llama “Adamantino” o “Diamante”. B. K. S. Iyengar la llama Virasana o “postura de héroe”. Vajrasana asienta el cuerpo como una roca, y trae calma y serenidad a la mente. Es una buena posición de inicio para muchas posturas sentadas.

Vajrasana – Postura del diamante by Yolanda Martínez, en Flickr

Virabhadrasana II. Postura del guerrero.
El significado de la combinación de dos palabras sánscritas es lo que da nombre a la postura. (vira= guerrero, badra= nombre del guerrero mitológico) Triángulo con flexión de rodilla a 90º, el cuerpo vertical, brazos extendidos paralelos al suelo y mirada hacia la mano que está extendida hacia delante.
Se trata de una asana sencilla de practicar y muy simple, pero que si bien carece de pomposidad es una de las más importantes, pues acentúa el desarrollo de una virtud que resulta esencial en el Yoga: la fortaleza tanto en el plano físico como en el espiritual.

Virabhadrasana II. Postura del guerrero. by Yolanda Martínez, en Flickr

Sirshasana (asana invertida). Postura de la vela.
La postura de la cabeza (sirsh en sánscrito) recibe el nombre de “la reina de las asanas” debido a su importancia fundamental, desbordante en su efectos beneficiosos físicos y psicológicos. Esta asana produce un profundo efecto en el cerebro y en todos los elementos craneanos gracias a una abundante circulación sanguínea generada por la fuerza gravitatoria.

Sirshasana (asana invertida). Postura de la vela. by Yolanda Martínez, en Flickr

Virabhadrasana – viparita _Postura del guerrero invertido (Guerrero al sol) –
Estira el costado del cuerpo
Fortalece las piernas y los brazos

Da flexibilidad a ingles y cadera
virabhadrasana – viparita _Postura del guerrero invertido (Guerrero al sol) – by Yolanda Martínez, en Flickr
Abre el pecho

 

Impactos: 0

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *